Ir al contenido

Dialnet


La dirección de los departamentos universitarios: el caso de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria

  • Autores: Trinidad Mentado Labao
  • Directores de la Tesis: Josefa Rodríguez Pulido (codir. tes.)
  • Lectura: En la Universitat de Barcelona ( España ) en 2008
  • Idioma: español
  • Materias:
  • Resumen
    • La tesis doctoral que se presenta está contextualizada en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) y los fenómenos que se investigan son por un lado, las competencias laborales de los directivos de departamento de la ULPGC a través de sus tareas, es decir, la identificación del contenido del trabajo directivo a partir de unos ámbitos propuestos, así como comprender las características de dicho trabajo a través de los referentes ideológicos que acompañan a la percepción y desarrollo de sus funciones y por otro lado, determinar la pertinencia, modalidad y estrategias formativas más apropiadas para considerar en futuros planes formativos para directivos de departamento universitario, todo ello, a través de la perspectiva epistemológica cualitativa.

      La ULPGC responde a la misma estructura que cualquier otra universidad del territorio nacional aunque su organigrama sea más sencillo dada su relativa juventud (fundada en 1989-1990). Actualmente, también se encuentra en profundos cambios a niveles conceptuales, estructurales y organizativos con la intención de adaptar su oferta formativa y cultural a las propuestas generadas con la apertura y equiparación al nuevo marco europeo. Para ello, se pone énfasis en la consolidación de La Ley Orgánica de Universidades (6/2001, de 21 de diciembre) modificada por la Ley Orgánica 4/2007 del 12 de abril, en donde se enfatiza la necesidad de mejorar el sistema universitario con tal de integrarse en el espacio europeo común de enseñanza superior. Es por tanto, la fase legislativa la que absorbe mayor atención en la Comunidad Universitaria pero sobre todo, y en donde más esfuerzos están poniendo actualmente las universidades españolas, y en concreto la ULPGC, es en la adaptación de los planes de estudios a la nueva estructura de las enseñanzas universitarias programadas en tres ciclos: Grado, Máster y Doctorado. Ante este marco legislativo que provoca profundos cambios en las universidades españolas y en donde vemos comprometidos a todos los estamentos universitarios, los departamentos -como unidades organizativas y de gestión intermedias de las universidades-, no deben quedar al margen porque necesitan ser analizados, reorganizados y adaptados a las nuevas exigencias legales. En esta misma línea, los directivos de departamento universitario -como docentes que ocupan un cargo a favor de la organización por un tiempo limitado que dirige y tienen como primera responsabilidad la gestión y la organización del mismo- deben ser también objeto de análisis. Sin embargo, son escasos los estudios recientes que tienen en cuenta a los directivos de departamento universitarios y su importancia dentro de la gestión, más aún cuando sus atribuciones son cada vez más borrosas (Bricall, 2000).

      Como conclusiones generales del estudio, es necesario resaltar que las tareas de los directivos más generalizadas se caracterizan por la brevedad, diversidad y discontinuidad, es por ello, que no es de extrañar que sean más activos que reflexivos. Los directivos consideran que son más pertinentes aquellas tareas que agilizan la organización del departamento y que favorecen tanto a los docentes como a los estudiantes, así como velar por el cumplimiento de los acuerdos tomados en el Consejo de Departamento. Sin embargo, hay tareas que sin ser consideradas como pertinentes son muy frecuentes en el desarrollo de sus funciones como son: gestión de los recursos económicos y de gestión de recursos materiales, que como explicitan, hacen perder el tiempo. Existe una inquietud constante de los directivos por saber cuáles son los objetivos del departamento, plazos e indicadores, saber dónde está el departamento y a dónde quiere llegar, evaluar, saber si lo hacen bien o no, etc. Consideran, de forma general, que realizan aquellas funciones que deben realizar y no son conscientes de asumir tareas que no les corresponden, si bien consideran que hay tareas de importancia que no se llevan a la práctica por falta de tiempo. También consideran que para ser buen director/a se ha de ser un buen gestor/a, es decir, se ha de poseer una serie de capacidades tales como: empatía; mano izquierda y a la vez mantener la autoridad; capacidad de delegar; comunicador y con capacidad de escucha; capacidad de liderazgo, saber coordinar y entender a los demás; capacidad negociadora; pacificador; promotor de ideas nuevas; capacidad para actuar con justicia y equidad; capacidad para fomentar la investigación y las relaciones; capacidad para saber aumentar la plantilla docente y saber conectar con la sociedad. Consideran buenas prácticas, el fomentar la investigación y buscar vías de financiación y hacer propuestas de formación para el departamento y sin embargo, ocupan un segundo plano porque hay tareas más urgentes. También son buenas prácticas el recordar la información constantemente a los docentes, delegar algunas actividades puntuales y establecer relaciones de diálogo y consenso. Las actividades que más desarrollan se sitúan en el bloque temático de Gestión, aunque según expresan, esto va detrimento de sus actividades como docentes e investigadores y que el reconocimiento es nulo o escaso. Finalmente, resaltar que los directivos consideran como conflicto las fricciones entre éstos y los responsables de las facultades y escuelas por no estar bien delimitadas las funciones entre ambos y la pérdida de competencias con la legislación actual ya que dificulta el desarrollo de tareas consideras pertinentes para ejercer en momentos determinados.


Fundación Dialnet

Dialnet Plus

  • Más información sobre Dialnet Plus

Opciones de compartir

Opciones de entorno