Ir al contenido

Dialnet


La escoliosis idiopática del adolescente después de la madurez ósea: evolución y calidad de vida

  • Autores: José Antonio Fidalgo González
  • Directores de la Tesis: R. Villa Estébanez (dir. tes.), María Medina Sánchez (dir. tes.)
  • Lectura: En la Universidad de Oviedo ( España ) en 2014
  • Idioma: español
  • Materias:
  • Enlaces
    • Tesis en acceso abierto en:  RUO  TESEO 
  • Resumen
    • Introducción: La escoliosis idiopática del adolescente puede seguir progresando una vez finalizado el periodo de crecimiento, existiendo trabajos que lo demuestran en las curvas mayores de 30 grados una vez alcanzada la madurez ósea. Por otro lado, la escoliosis causa una deformidad en el tronco y los pacientes que la padecen pueden tener afectada su calidad de vida. Objetivos principales: - Cuantificar la evolución de la escoliosis idiopática tras la madurez ósea. - Valorar la calidad de vida de los pacientes con escoliosis idiopática tras la madurez ósea empleando los cuestionarios SRS-22 y TAPS. Material y Método: Estudio de diseño observacional retrospectivo, recogiendo datos demográficos y clínicos de una población de pacientes diagnosticados en la adolescencia de escoliosis idiopática. Criterios de inclusión: -Pacientes con diagnóstico de escoliosis idiopática del adolescente que fueron valorados en la consulta entre el 1 de enero de 1995 y el 31 de diciembre de 2003. - Curvas mayores de 30º en el momento de la madurez ósea (Risser 5). -Transcurso mínimo de 5 años tras la madurez ósea. Criterios de exclusión: - Escoliosis de otra etiología que no sea idiopática. - Pacientes intervenidos quirúrgicamente. - Pacientes que desestimen voluntariamente la evaluación. Resultados: La edad media de los pacientes al final del seguimiento fue de 27 años, el 96% fueron mujeres, la mayoría solteras, con estudios superiores y sin realización de actividad física de modo regular. El valor angular medio a la madurez ósea fue de 37,10º y al final del seguimiento fue de 39,58º. El patrón de curva más frecuente fue el doble (siendo habitualmente la torácica la mayor). El 22,22% de los pacientes presentó dolor relacionado con la deformidad. El seguimiento medio realizado a los pacientes desde el diagnóstico fue de 15 años. Existió progresión en el 15,3% de los pacientes. El resultado tras aplicar el cuestionario SRS-22 mostró mayor afectación en las dimensiones autoimagen (3,48) seguido de salud mental (3,85), siendo las menos afectadas la dimensión de la función/actividad (4,45) seguida de la del dolor (4,25). La puntuación SRS media fue de 4,01. Tras aplicar el cuestionario TAPS, el set de espalda fue el que presentó mayor afectación (3,10) seguido del set frontal (3,15). El que obtuvo mejor resultado fue el de inclinación anterior (3,71). La puntuación TAP media fue de 3,32. A excepción de la edad media al diagnóstico (significativamente inferior en el grupo que progresó) y la edad media a la madurez ósea (más tardía en el grupo que progresó), no encontramos asociación entre las variables estudiadas y la progresión. En el estudio de los factores asociados a la calidad de vida, los pacientes solteros mostraron más afectación en la dimensión función/actividad del cuestionario SRS respecto a los casados. Además, quienes tenían estudios superiores presentaron peor calidad de vida en la puntuación media del cuestionario SRS y también peor percepción de su salud mental. La progresión mostró diferencias significativas al relacionarla con el valor SRS medio previamente establecido (4,2), encontrándose mejor calidad de vida en la mayoría de las curvas que habían progresado. En nuestra muestra, una mayor giba al final del seguimiento se relacionó con un mejor resultado en la dimensión autoimagen del cuestionario SRS. De igual modo, los pacientes con mayor valor angular al final del seguimiento mostraron mejores puntuaciones en la dimensión salud mental del cuestionario SRS. Conclusiones: - La escoliosis idiopática del adolescente progresó tras la madurez ósea en el 15,3% de los pacientes de nuestro estudio. - La calidad de vida de los pacientes con escoliosis idiopática fue buena tras aplicar el cuestionario SRS-22. La dimensión con menor afectación fue la función/actividad y las dimensiones con mayor afectación fueron la autoimagen y la salud mental. - La calidad de vida de los pacientes con escoliosis idiopática tras aplicar el cuestionario TAPS mostró afectación. El set con menor afectación fue el de inclinación anterior, mientras que el de mayor afectación fue el de espalda. - De las variables analizadas las únicas que se relacionaron con la progresión de la escoliosis fueron la edad media al diagnóstico y la edad media a la madurez ósea. - El dolor relacionado con la deformidad escoliótica no mostró asociación con ninguna de las variables analizadas salvo con la existencia de fenómenos radiológicos (listesis, artrosis o ambos; considerandos todos ellos). - Las variables giba (al final del seguimiento) y valor angular (al final del seguimiento) se correlacionaron con las dimensiones del cuestionario SRS autoimagen y salud mental respectivamente. - Los pacientes en los que se objetivó una progresión de su escoliosis refirieron una buena calidad de vida de acuerdo al resultado obtenido con el cuestionario SRS-22.


Fundación Dialnet

Dialnet Plus

  • Más información sobre Dialnet Plus

Opciones de compartir

Opciones de entorno