Ir al contenido

Dialnet


Sistemas de mobile learning para alumnado con necesidades especiales

  • Autores: Álvaro Fernádez López
  • Directores de la Tesis: María Luisa Rodríguez Almendros (codir. tes.), María José Rodríguez Fortiz (codir. tes.)
  • Lectura: En la Universidad de Granada ( España ) en 2013
  • Idioma: español
  • Tribunal Calificador de la Tesis: Miguel Valero (presid.), María Visitación Hurtado Torres (secret.), José Parets Llorca (voc.), Manuel Torres Gil (voc.), Lina Guadalupe García Cabrera (voc.)
  • Materias:
  • Enlaces
    • Tesis en acceso abierto en: DIGIBUG
  • Resumen
    • Actualmente nos encontramos inmersos en una sociedad basada en la información y el conocimiento, rodeados de tecnologías que constituyen la denominada sociedad de la información. A medida que este fenómeno ha ido en aumento se ha pasado de un concepto basado en su vertiente tecnológica a una interpretación cada vez más centrada en el usuario y en los contenidos que éste consume y genera. Así, este nuevo paradigma social, a la vez que iba tomando forma, implicaba profundos cambios en todo nuestro entorno: en nuestro tiempo de ocio, en los sistemas sanitarios, en el entorno de trabajo y, por supuesto, en los procesos educativos.

      El uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en el aula ha demostrado ser muy efectivo para ayudar al aprendizaje y crear nuevas estrategias de enseñanza [Marjanovic, 1999]. La verdadera oportunidad que ofrecen las TIC en los procesos de enseñanza-aprendizaje se deriva de su potencialidad para atender las necesidades individuales del alumno, a través de la personalización y la interactividad, fomentando el aprendizaje exploratorio y colaborativo y, sobre todo, ofreciendo una metodología creativa y flexible más cercana a la diversidad y a las necesidades educativas reales de cada individuo [ISEA, 2009].

      En particular, su aplicación en aulas de Educación Especial ha ido creciendo de forma relevante en los últimos años, en gran medida gracias al soporte multimedia que se ofrece al alumno, logrando captar su atención y fomentando un aprendizaje significativo. En el caso de alumnos con necesidades educativas especiales ¿ en adelante NEE ¿, el ritmo de trabajo de cada alumno, sus capacidades y necesidades educativas van a variar dependiendo de sus características y de su progreso, lo que hace necesario llevar a cabo una enseñanza individualizada y adaptada. Por otra parte, los alumnos con NEE suelen tener dificultades a la hora de relacionarse e integrarse en su entorno, por lo que es importante hallar estrategias o mecanismos que les permitan realizar actividades y hacer uso del material didáctico en grupo, de forma que trabajen juntos en una tarea común, compartan información y se apoyen mutuamente.

      De este modo, la meta a alcanzar debe ser que el alumno pueda recibir una enseñanza personalizada, adaptada a sus intereses y necesidades, sin dejar de lado el desarrollo de habilidades sociales. Esto fomentará el proceso de crecimiento personal, desarrollando el potencial de cada individuo para aprender por sí mismo o con otros en diferentes situaciones.

      En este sentido, las TIC pueden ayudar a llevar a cabo adaptaciones curriculares con ese doble propósito. En los últimos años se ha puesto de manifiesto a través de múltiples experiencias que el uso de tecnologías para aprendizaje puede incrementar la motivación del alumno, reforzar su atención y mejorar el entrenamiento de habilidades o conceptos que le permitan superar las dificultades en el aprendizaje. Además de las ventajas que conlleva, si lo aplicamos al campo de la Educación Especial, éstas se multiplican tanto para los educadores como para los alumnos. De este modo, la investigación e innovación en tecnologías de apoyo para el ámbito de la Educación Especial no sólo es muy interesante, sino necesaria.

      Sin embargo, la experiencia nos demuestra que el proceso de desarrollo de tecnologías de apoyo o asistenciales ¿ del inglés assistive technologies ¿ suele convertirse en un camino difícil que implica enfrentarse a un entorno complejo, principalmente debido a la amplia diversidad existente en el alumnado. Los medios tecnológicos que se puedan usar con los alumnos dependerán en gran medida del tipo de necesidad o dificultad que se presente, como pueden ser deficiencias visuales, auditivas, motóricas, cognitivas, etc. Además, no existe una metodología de enseñanza claramente definida sino que en muchos casos se suelen llevar a cabo aproximaciones ad-hoc, esto es, soluciones particularmente elaboradoras para cada individuo.

      Para afrontar el desarrollo de este tipo de tecnologías con éxito, conceptos como la usabilidad, la accesibilidad o el diseño centrado en el usuario deberán estar presentes en el proceso de I+D. Además, será necesario partir de un análisis profundo del contexto donde se desarrolla el trabajo [Hackos, 1998], evaluando las características de los usuarios, las actividades que realizan y los escenarios donde se desempeñan su actividades. Todos estos factores permitirán conocer los requisitos, tanto funcionales como no funcionales, que se deben satisfacer en el diseño de sistemas de apoyo y permitirán definir un proceso generalizador de adaptación que haga el acceso a las aplicaciones lo más global posible, para que todo el alumnado tenga las mismas oportunidades de aprendizaje.

      Por otra parte, dentro del amplio abanico que ofrecen las tecnologías actuales, los dispositivos móviles se han convertido en una interesante alternativa para dar soporte al aprendizaje [Bertini, 2003], principalmente porque facilitan y estimulan la realización de actividades en cualquier lugar, implicando en la educación a profesionales y familiares y sirviendo de nexo entre ambos.

      De la aplicación de tecnologías móviles en el aula nace un nuevo paradigma educativo: el Mobile learning o Aprendizaje móvil [ISEA, 2009]. Se trata de un nuevo enfoque de aprendizaje basado en el uso de dispositivos móviles inteligentes o smart devices (PDA, smartphones, iPods, consolas, tabletas, etc.) y su principal característica es la ubicuidad, fomentando un aprendizaje contextualizado, en el lugar y momento que se precisa y pudiendo acceder a información o materiales multimedia que se necesiten a través de Internet [Harris, 2001]. El Mobile learning puede entenderse como un nuevo modelo tecnológico-pedagógico que apunta a una nueva dimensión en los procesos de educación, al poder atender necesidades urgentes de aprendizaje, desarrollarse en escenarios que requieran la movilidad, posibilitar gran interactividad en estos procesos y facilitar la posibilidad de implementar innovadores modos de dar clase y aprender.

      Esta tesis abordará el diseño de sistemas interactivos que permitan la creación y personalización de actividades didácticas adaptadas que sirvan de apoyo para el aprendizaje de personas con NEE. Estos sistemas podrán estar basados en plataformas móviles, intentando reenfocar el desarrollo de actividades sobre dispositivos móviles inicialmente sólo dedicados al ocio y que resulten más atractivos al alumno. La movilidad permitirá que el dispositivo con sus actividades pueda ser utilizado en el aula, en el hogar y en centros de apoyo, de tal forma que se facilite la participación y colaboración de todos los implicados en la educación del alumno.

      Estos sistemas de aprendizaje también deberán ofrecer la capacidad para la conectividad entre dispositivos y aplicaciones, permitiendo realizar actividades en grupo, fomentando la integración, desarrollando competencias de trabajo en equipo y potenciando la interacción de forma que los alumnos se ayuden y apoyen.


Fundación Dialnet

Dialnet Plus

  • Más información sobre Dialnet Plus

Opciones de compartir

Opciones de entorno