Ir al contenido

Dialnet


Estudios sobre el "nematodo de quiste" de los cereales, Heterodera avenae Wollenweber, 1924

  • Autores: Juana Isabel Paez Sanchez
  • Directores de la Tesis: María del Carmen Santos Lobatón (dir. tes.)
  • Lectura: En la Universidad de Sevilla ( España ) en 1998
  • Idioma: español
  • ISBN: 9788469359204
  • Enlaces
    • Tesis en acceso abierto en: Idus
  • Resumen
    • Los cereales son los cultivos más importantes de la mayoría de las civilizaciones, y sus semillas, con más de un 10% de proteínas y numerosos micronutrientes, constituyen la principal fuente de energía.Dentro de los cereales de grano pequeño se incluyen trigo y cebada originarios de Eurasia y avena y centeno del Bajo Mediterráneo y Europa, también forma parte del grupo triticale, obtenido por hibr idación de trigo y centeno.El “nematodo del quiste” de los cereales se identifica por primera vez en España en muestras de cereales de las provincias de Lérida, Tarragona, Barcelona, Zaragoza, Logroño.En Andalucía durante los años setenta se producen importantes pérdidas en las siembras de cereales de Córdoba y Sevilla, estas pérdidas se atribuyen, en primer lugar, a la humedad acumulada en las partes bajas hasta que más tarde se comprueba que el daño era consecuencia de la multiplicación del nematodo de los cereales. La gravedad de los daños ocasionados por Heterodera avenae, en las siembras de trigo de la provincia de Sevilla, se pone de manifiesto en las reseñas aparecidas en la prensa local: ABC, 18 de Enero y 1 de Febrero de 1978.El estudio se ha llevado a cabo en la finca, del Servicio de Investigación Agraria, El Tomejil, situada en Carmona (Sevilla) e infestada de forma natural por Heterodera avenae.La Campiña se caracteriza por los suelos llamados de bujeo, adaptación andaluza de la palabra castellana “buhedo” que se utilizaba para designar las tierras que se agrietan, debido a su excesivo contenido en arcilla. Estos suelos, según se recoge en el Mapa Provincial de Suelo de Sevilla, son de gran calidad debido a que sobrepasan el 30% en arcilla y esta es montmorillonítica, además tienen un alto contenido en limo, y por ello tienen un elevadísimo poder de retención de la humedad que pasa del 65% en muchos casos y una fuerte capacidad de cambio que llega y pasa de 45, lo cual unido a su gran espesor de más de un metro hace que puedan ser fuertemente abonados y den grandes cosechas, aunque no caigan más de 500 litros de agua, pues son suelos que no llegan a secarse de 50 cm para abajo. La elevada capacidad de cambio de estos suelos supone que pueden recibir y transformar sin apenas pérdidas alguna de importantes cantindades de fertilizantes dando grandes cosechas.


Fundación Dialnet

Dialnet Plus

  • Más información sobre Dialnet Plus

Opciones de compartir

Opciones de entorno