Ir al contenido

Dialnet


O'Gorman. Mexico DF, 1932. Racionalismo, revolución y vanguardia en las casas estudio para Diego Rivera y Frida Kahlo

  • Autores: Javier Jerez González
  • Directores de la Tesis: Antonio Juárez Chicote (dir. tes.)
  • Lectura: En la Universidad Politécnica de Madrid ( España ) en 2016
  • Idioma: español
  • Materias:
  • Enlaces
  • Resumen
    • El verano de 1932 Juan O¿Gorman termina la construcción de las casas estudio para el pintor Diego Rivera y su esposa Frida Kahlo. Con esta obra, basada en principios estrictamente objetivos propios de un método materialista y científico, se erige una proclama revolucionaria que pretende llegar más allá del ámbito de la arquitectura. Las casas son al mismo tiempo símbolo de la lucha política del autor y de los habitantes de las casas y propuesta para una nueva forma de hacer arquitectura. En su construcción cristalizan las enseñanzas de algunos arquitectos precursores de la modernidad en México y los ideales posrevolucionarios acuñados desde el movimiento muralista. Pero también se pueden identificar en la concisión de sus formas precisas el eco de cuestiones que llegan desde debates lejanos. Por una parte Juan O¿Gorman ha estudiado con gran interés el libro de Le Corbusier Hacia una arquitectura y la influencia formal en su obra es evidente. Por otra, Diego Rivera había permanecido durante cerca de ocho meses en Moscú, entre 1927 y 1928, como invitado a los actos conmemorativos del décimo aniversario de la Revolución de Octubre. Allí estuvo en contacto con los artistas más importantes de la vanguardia artística soviética y especialmente con el grupo de los productivistas reunidos en torno a la revista LEF y en la Asociación Octubre, en la que se integra firmando su declaración. La intención de los productivistas de renunciar por completo a las cualidades plásticas de la obra para concentrarse en su adecuación a las nuevas técnicas de producción y a una mejor recepción por parte del proletariado es la misma que lleva a Juan O¿Gorman a hacer su arquitectura sin otro objetivo que poner la máxima eficiencia funcional al servicio de las necesidades de la clase obrera.

      Pero las casas de Diego y Frida son mucho más que una solución eficiente a un problema funcional. En ellas la precisión sistemática de la construcción se equilibra con delicadas operaciones de configuración espacial y volumétrica. La austeridad y el rigor de su materialidad, el orden impuesto por la presencia del esqueleto estructural y la aparente despreocupación del trazado de las instalaciones tienen un intenso contrapunto en las implicaciones simbólicas y surrealistas que impregnan veladamente la atmósfera creada dentro y alrededor de las casas. Otros proyectos realizados por Juan O¿Gorman en torno a esta obra y en la misma época ayudan a entender la riqueza escondida en la aparente sencillez de su arquitectura. A pesar del discurso de su autor, que niega categóricamente su valor arquitectónico, las casas estudio de Diego Rivera y Frida Kahlo se convierten en una obra de gran relevancia, un hito en el surgimiento de la modernidad en un lugar alejado del foco original de las vanguardias como era el México de aquella época. Desde esta obra es posible dirigir una mirada diferente a cuestiones de gran relevancia en la formación de la arquitectura moderna en relación con los movimientos revolucionarios de la época.


Fundación Dialnet

Dialnet Plus

  • Más información sobre Dialnet Plus

Opciones de compartir

Opciones de entorno