Ayuda
Ir al contenido

Dialnet


Risk stratification and natural history of intraductal papillary mucinous neoplasms of the pancreas

  • Autores: Maria Moris
  • Directores de la Tesis: Fernando Azpiroz Vidaur (dir. tes.)
  • Lectura: En la Universitat Autònoma de Barcelona ( España ) en 2016
  • Idioma: inglés
  • Materias:
  • Enlaces
  • Resumen
    • Uno de los principales objetivos del manejo del cáncer de páncreas es definir e identificar lesiones precursoras, como los neoplasias quísticas de páncreas (NQP), que permitan un diagnóstico temprano, En los últimos años, ha habido un aumento dramático en sus tasas de detección, particularmente en los tumores papilares mucinosos intraductales (TPMI), un subtipo de las NQP. Pese a ésto, su verdadera prevalencia sigue siendo incierta. Esta tesis doctoral abarca aspectos importantes de las NQP, y más específicamente de los TPMIs, como la prevalencia de las NQP halladas de forma incidental, los factores de riesgo para la progresión hacia malignidad de los TPMI y la validez de las pruebas diagnósticas rutinarias como la citología, el antígeno carcinoembrionario (CEA) y la amilasa en líquido aspirado del quiste. Como resultados, este trabajo demuestra la asociación entre la tendencia creciente de quistes pancreáticos hallados de forma incidental en los últimos años y el desarrollo de resonancias magnéticas abdominales (RMN) más sofisticadas. Aunque no podemos afirmar que esta tendencia en alza es únicamente debida a estas mejoras en las RMNs, podemos concluir que este factor juega un papel importante, cosa que no había sido descrito en ningún estudio con anterioridad. Por otro lado, se creó y analizó un registro multicéntrico de TPMIs, actualizado de forma prospectiva, para determinar los factores de riesgo de progresión a malignidad, así como la validez de las pruebas diagnósticas actualmente disponibles. El análisis logístico multivariable mostró una asociación estadísticamente significativa entre malignidad en TPMIs y hábito tabáquico, índice de masa corporal y presencia de síntomas. El análisis univariable mostró una asociación intensa entre el tamaño del quiste, los nódulos murales y la afectación del ducto pancreático principal y la presencia de malignidad. Por último, la citología del líquido quístico aspirado mostró resultados muy modestos. De acuerdo con la literatura actual, el CEA del líquido contenido en el quiste resultó ser una herramienta útil para diferenciar quistes mucinosos de no mucinosos (AUC 0.87) con un valor de referencia óptimo de 129 ng/ml. La amilasa, por otro lado, mostró una eficacia insuficiente, sin poder diferenciar entre estas dos lesiones y tampoco discriminar malignidad. En conclusión, ha habido una tendencia creciente de las lesiones quísticas de páncreas detectadas de forma incidental en la última década, en parte debido a los cambios en las características técnicas de las RMNs. Los factores de riesgo de malignidad en los TPMIs incluyen variables demográficas como el índice de masa corporal y el hábito tabáquico; variables morfológicas como la afectación del conducto pancreático principal y la presencia de nódulos murales; y síntomas específicos del páncreas como esteatorrea o ictericia. La citología del fluido quístico tiene una sensibilidad insuficiente, las concentraciones de CEA en este mismo fluido tienen una efectividad modesta para diferencias entre TPMIs y lesiones no mucinosas, y una efectividad claramente insuficiente para discriminar entre lesiones benignas y malignas. Los niveles de amilasa en el líquido contenido en el quiste no aportan ningún valor en el diagnóstico de los TPMIs o en la diferenciación de estas lesiones de los cistoadenomas mucinosos.


Fundación Dialnet

Dialnet Plus

  • Más información sobre Dialnet Plus

Opciones de compartir

Opciones de entorno