Ir al contenido

Dialnet


Relaciones sociales, agresión y violencia en la E.S.O.: diferencias por sexo y estatus socioeconomico

  • Autores: María Trinidad Pérez Pinto
  • Directores de la Tesis: Rafael Alarcón Postigo (dir. tes.), María Victoria Trianes Torres (dir. tes.)
  • Lectura: En la Universidad de Málaga ( España ) en 2015
  • Idioma: español
  • Materias:
  • Enlaces
    • Tesis en acceso abierto en: RIUMA
  • Resumen
    • La tesis tiene como objetivo analizar las relaciones sociales, conductas agresivas y violencia en la educación secundaria obligatoria, desde una perspectiva diferencial, según el sexo y estatus socioeconómico (en adelante, SES) familiar del alumnado. La gravedad de los datos actuales, con altas tasas de violencia de género y conductas agresivas, el escaso número de investigaciones que analiza la interacción conjunta sexo y SES sobre estas conductas, justifican la relevancia de esta investigación. La tesis se divide en cuatro bloques: I. Justificación teórica. Se realiza una delimitación conceptual de las variables principales objeto de estudio, distinguiendo las diferencias por sexo y SES, según la literatura científica reciente: 1) desarrollo y educación de la competencia social y las relaciones interpersonales; 2) la agresión y violencia, tipos, teorías explicativas, consecuencias, factores de riesgo; 3) variables implicadas o mediadoras en las relaciones sociales, conductas agresivas y/o violentas. II. Parte empírica. Se describen los objetivos de la investigación, hipótesis, muestra, metodología, procedimiento e instrumentos de evaluación utilizados. Los objetivos son: 1) Analizar el efecto de dos variables criterio, el sexo y SES, sobre una serie de variables implicadas en las relaciones sociales (variables predictoras): autoconcepto prosocial, competencia social, uso de estrategias hábiles e inhábiles para la resolución de conflictos, clima escolar, convivencia escolar, nivel de violencia sufrida y observada, grado de satisfacción en clase, grado en que es considerado simpático por sus iguales, grado en que es elegido para trabajar en equipo por sus iguales, grado en que es considerado prosocial por sus iguales, grado en que es considerado agresivo por sus iguales, empatía, inteligencia emocional, ajuste social, rendimiento académico, implicación familiar en la vida académica, relación del alumno/a con su profesorado, número de libros en casa, valores personales, valores sociales, valores individualistas, violencia escolar, SES, nivel de estudios del padre y madre, ocupación del padre y madre, ingresos familiares. 2) Analizar el efecto de dos variables criterio, sexo y SES, así como distintas variables contextuales de la familia, en la conducta violenta. 3) Establecer un modelo predictivo, siendo las variables a predecir sexo y SES, y las predictoras, variables relacionadas con las relaciones sociales, conductas agresivas y violencia. La muestra la componen 173 alumnos/as de 1º E.S.O. de un instituto de Málaga (M=12.43 años), 101 son chicos (58.4 %) y 72 chicas (41.6%). Se han utilizado 13 instrumentos de evaluación, utilizando tres fuentes de información: el propio alumno/a, los iguales y el/la tutor/a. III. Análisis de los resultados y discusión. Tras dos ANOVA factoriales, así como, análisis discriminante de las distintas variables, los resultados de la investigación realizada van en la línea de muchas investigaciones reseñadas: 1) Sexo: se ha encontrado que las chicas puntúan más alto en autoconcepto prosocial, empatía, ser consideradas más prosociales y menos agresivas por los iguales, ajuste social y rendimiento académico (todas ellas características positivas), mientras que los chicos puntúan más alto en conducta violenta, uso de estrategias inhábiles de resolución de conflictos interpersonales y en ser considerados menos prosociales por los iguales. 2) Interacción de los factores sexo y SES: las chicas de los dos estatus superiores puntúan más alto en competencia social; la implicación en la vida académica de los/as hijos/as es mayor en las familias de chicas de estatus superiores y que éstas son menos agresivas solo si el nivel de estudios de la madre es de secundaria o universitarios, en comparación a los chicos de SES similar. En el resto de variables analizadas no se han encontrado diferencias respecto al sexo. 3) SES: los datos arrojan desigualdades entre los diferentes SES en algunas variables implicadas en las relaciones sociales (ajuste social, uso de estrategias inhábiles) y en variables relacionadas con el nivel cultural (rendimiento académico y número de libros) a favor de los SES superiores. 4) Influencia del SES en la conducta violenta: las hijas de madres con estudios de secundaria o universitarios son menos violentas que los chicos, así como aquellos chicos/as con mayor número de libros en casa, lo que pone de manifiesto el peso de la cultura familiar, especialmente el materno, como mediador de la conducta violenta. 5) El análisis discriminante muestra el patrón de variables que caracteriza al chico: mayor uso de estrategias inhábiles de resolución de problemas interpersonales; mayor violencia escolar, menor empatía y menor autoconcepto prosocial. 6) Modelo predictivo según el SES: el alumnado con menor uso de estrategias inhábiles de resolución de conflictos interpersonales, mayor autoconcepto prosocial y mayor rendimiento académico tiene una mayor probabilidad de pertenecer a un SES superior. Entre las aportaciones de esta investigación cabría destacar: 1) El análisis de los efectos e interacciones, en relación con el sexo y SES, en diversas variables implicadas en las relaciones interpersonales, conductas agresivas y violentas, poco estudiadas hasta el momento. 2) Se aporta un procedimiento para el cálculo de la variable SES. 3) Se ha utilizada una nueva puntuación para la variable Conducta violenta, puntuación obtenida hoc considerando tres fuentes fundamentales de evaluación: alumno/a, iguales y profesorado. 4) Se ha encontrado un modelo predictivo, a partir de análisis multivariante, que predice los grupos de alumnado, según el sexo y SES, considerando la multitud de variables analizadas. IV. Conclusiones. Se han encontrado más semejanzas entre chicos y chicas de lo esperado aunque las diferencias halladas son más positivas para las chicas. Los chicos, y especialmente los de SES bajo, puntúan más alto en variables que podrían situarles en una situación de mayor riesgo social y escolar. Por otro lado, los datos señalan el alto peso que tiene la implicación familiar y el nivel de formación de la madre en la conducta violenta. Los datos destacan dos importantes cuestiones. 1) La importancia de seguir desarrollando programas educativos que aborden la prevención de conductas agresivas y violentas, especialmente en los chicos, adoptándose una perspectiva de género en este tipo de intervenciones. 2) La necesidad de seguir impulsando programas educativos que compensen las desigualdades sociales del alumnado de SES bajo, que se encuentra en una situación de gran vulnerabilidad. Como líneas de investigación futura se propone seguir analizando las diferencias y semejanzas entre el alumnado según sexo y SES y evaluar el impacto diferencial de programas educativos preventivos y de intervención.


Fundación Dialnet

Dialnet Plus

  • Más información sobre Dialnet Plus

Opciones de compartir

Opciones de entorno