Ir al contenido

Dialnet


Profilaxis de la enfermedad tromboembólica venosa en cirugía del cáncer

  • Autores: Jaldún Chehayeb Morán, J. A. González Fajardo, Carlos Vaquero Puerta
  • Localización: Revista española de investigaciones quirúrgicas, ISSN 1139-8264, Vol. 11, Nº. 1, 2008 , págs. 33-38
  • Idioma: español
  • Títulos paralelos:
    • Prophylaxis of the venous thromboembolism in the cancer surgery
  • Enlaces
  • Resumen
    • español

      El cáncer activo es responsable de casi el 20% de los nuevos episodios de Enfermedad Tromboembólica Venosa (ETV) en una comunidad, siendo una de las complicaciones más frecuentes en pacientes oncológicos. En pacientes con cáncer hay una serie de factores específicos que pueden concurrir como la quimioterapia, el tratamiento hormonal, el tipo de intervención quirúrgica o el empleo de catéter venoso central, además de la propia cirugía, que conlleva un estado de hipercoagulabilidad asociado que puede persistir al menos un mes después de la cirugía. Dado que son pacientes de alto riesgo, las Guías de Práctica Clínica (ACCP, NCCN) recomiendan el uso de tromboprofilaxis de manera sistemática (Grado-1-A). En este estudio se revisa la literatura reciente y se establece las recomendaciones actuales en la prevención de enfermedad tromboembólica venosa en pacientes oncológicos sometidos a cirugía. De acuerdo con la evidencia médica tanto la Heparina No Fraccionada en dosis baja (en desuso actualmente) como las Heparinas de Bajo Peso Molecular y el Fondaparinux reducen el riesgo de ETV con un riesgo bajo de sangrado (son eficaces y seguras). La profilaxis farmacológica debería mantenerse en estos pacientes al menos 4 semanas después del alta hospitalaria (Grado-2-A).

    • English

      The cancer is responsible for almost 20% of the new episodes of Venous Thromboembolism (VTE) in a community, and remains one of the most frequent complications in the oncologic patients. In these patients there are a number of specific factors that may attend as chemotherapy, hormonal treatment, type intervention or even the use of central venous catheters and the surgery itself, which carries a state of hypercoagulability that can persist at least one month after the surgery. Since the patients with cancer have a high risk of VTE, the clinical practice guides, such as the American College of Chest Physicians and the National Comprehensive Cancer Network, recommend the systematic use of thromboprophylaxis. In this paper, we review the recent literature and underline the update recommendations in the prevention of VTE events in cancer patients undergoing surgery. According to the medical evidence, the unfractionated heparin in low doses (currently in disuse), the low molecular weight heparins, and the fondaparinux reduce the risk of VTE with a low threat of bleeding (they are effectives and safes). The pharmacological prophylaxis should remain in these patients at least 4 weeks after the hospital discharge.


Fundación Dialnet

Dialnet Plus

  • Más información sobre Dialnet Plus

Opciones de compartir

Opciones de entorno